¡Dormía con una cebolla en el calcetín y esto es lo que pasó después de una semana!